Premio Espiral Edublogs

Premio Espiral Edublogs

domingo, 21 de diciembre de 2014

SÍ, HACE FALTA UN CAMBIO (¡y qué lejos estamos de conseguirlo!)



Termina el primer trimestre del curso 14-15, y termina también el año. Un 2014 del que hago un balance positivo a todos los niveles, tanto personal como profesional. Pienso que en este último ámbito he realizado algunos avances interesantes para favorecer un cambio de modelo de enseñanza que estoy cada día más convencido que es necesario llevar a cabo.

Todo empezó en un MOOC, concretamente el de Entornos Personales de Aprendizaje, que me ayudó mucho a crear una red sólida de contacto con otros profesionales de la docencia, con quienes comparto experiencias e inquietudes. Y gracias a estos compañeros he podido acceder a una serie de recursos y artículos que me han posibilitado una reflexión documentada y contrastada acerca de mi propia práctica docente, la cual, a su vez, me ha servido para formarme mis propias opiniones y a defenderlas con argumentos veraces y datos fiables.

También este mismo blog me ha ayudado mucho a crecer, a compartir mis pensamientos e intercambiar opiniones. Cada entrada que he escrito en este sitio, ha estado precedida por una labor de documentación, lectura y reflexión acerca de qué quiero expresar y cómo quiero hacerlo. Y he alcanzado un número de visitas que nunca hubiera imaginado...

¿Y todo esto ha servido para cambiar en algo mi práctica docente? Quiero pensar que sí, porque ya he podido implantar algunas metodologías nuevas, e introducir pequeños cambios en el aula que favorezcan este cambio de modelo pedagógico que vengo pregonando desde hace un tiempo. Sin embargo, estoy todavía lejos de alcanzar el punto que deseo, pues todavía uso con demasiada frecuencia el libro de texto, aun sigo realizando demasiados exámenes ordinarios en el aula, y los conceptos siguen teniendo un peso porcentual muy grande en la ponderación de las calificaciones de mis alumnos. Por lo menos, me queda el consuelo de que soy consciente de ello y voy dando pequeños pasos para ir cambiando estos viejos modos por otros más modernos. Despacio, pero sin pausa.

Sin embargo, no hay nada mejor que acudir a un par de sesiones de evaluación para darse cuenta de lo lejos que estamos de mejorar a un nivel más general. Es cierto que hay pequeñas experiencias (como las mías), pero suelen surgir de la inquietud individual de una serie de profesionales serios y responsables, que se preocupan por cambiar la forma de impartir las clases en sus aulas particulares. Pero estas experiencias, a pesar de que que suelen compartirse en jornadas de intercambios de buenas prácticas, etc. no suelen generalizarse.

Me resulta descorazonador comprobar cómo en las escuelas, en los escasos momentos que se dan para la reflexión conjunta, todavía se sigue discutiendo sobre la conveniencia de seguir a rajatabla el libro de texto; dudar si, por el hecho de trabajar un determinado tema de un modo competencial, sin terminarlo con un examen escrito que evalúe los conceptos, conllevará que el alumnado haya adquirido o no los contenidos trabajados; plantear, por enésima vez, que el apocalipsis está a punto de llegar por el hecho de que niños, en 1º de Primaria, no lean en mayúsculas y minúsculas correctamente al finalizar el primer trimestre de este curso...

Y no es que estos sean planteamientos superficiales. Resultan una clara muestra de que todavía no se han superado ciertas tendencias propias de la enseñanza academicista de siglos anteriores, y que el convencimiento de la necesidad de replantearse el modelo de enseñanza para adaptarlo a las necesidades presentes, pero sobre todo futuras, de nuestro alumnado no se ha realizado a un nivel global entre todos los docentes que trabajan en nuestras escuelas. Curiosamente, la mayoría de estos maestros que plantean tales dudas no han realizado un solo curso de formación en años, salvo aquellas jornadas de formación interna que se organizan en sus propios centros, generalmente de un solo día de duración y que no implican mayor reflexión, y muchísimo menos, posterior puesta en práctica. Con lo fácil y cómodo que es realizar hoy en día cursos on line...

En fin, allá cada uno. Yo, por mi parte, pienso seguir formándome durante este año 2015 en el que estamos a punto de entrar. Y pienso seguir implantando todo aquello que aprenda en mi aula, con mis alumnos. Porque veo que aprenden. Y compruebo que disfrutan aprendiendo. Y, además, lo compartiré con mis compañeros en el centro, y con vosotros en el blog, porque tengo la esperanza de que, con mi experiencia, convenceré a alguien para que se suba al carro del cambio antes o después.

Feliz año 2015 a todos.

domingo, 14 de diciembre de 2014

GESTIONA MEJOR TU VIDA: GIRO 1 (PROACTIVIDAD)

                                             *Imagen tomada de http://www.talentoyvision.es

En esta entrada voy a presentar el primero de los cinco "giros" que propone Alberto Pena en su libro "Gestiona mejor tu vida" y que ya os introducí en mi entrada anterior de este mismo blog: http://maestroenredado.blogspot.com.es/2014/12/gestiona-mejor-tu-vida-alberto-pena.html

La entrada se dividirá en dos partes. En la primera quisiera presentar muy brevemente en qué consiste este giro, sin extenderme demasiado (quien quiera profundizar más, que compre el libro y lo lea). En la segunda parte, quiero realizar una reflexión personal sobre lo que a mí me ha aportado la aplicación de estas propuestas durante un periodo aproximado de un mes. Vamos allá.

1.- LA PROPUESTA:
Para empezar, me gustaría definir qué es eso de ser proactivo. Según el diccionario de la RA... ¡esta palabra no existe! Bien empezamos.Recurro entonces a otra fuente: wikipedia. Y ahora sí encuentro un resultado. Según esta web, la proactividad "es una actitud en la que el sujeto u organización asume el pleno control de su conducta de modo activo, lo que implica la toma de iniciativa en el desarrollo de acciones creativas y audaces para generar mejoras, haciendo prevalecer la libertad de elección sobre las circunstancias del contexto. La proactividad no significa sólo tomar la iniciativa, sino asumir la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan; decidir en cada momento lo que queremos hacer y cómo lo vamos a hacer". Creo que queda bastante claro.

Alberto Pena nos propone 5 pasos para ser proactivos, y con ello alcanzar la productividad que deseamos:
Paso 1: Actitud Mental Positiva
Paso 2: Visualiza el éxito
Paso 3: Tú eres la solución
Paso 4: Destierra el "no se puede"
Paso 5: ¿Qué haría tu ídolo?

Tal y como he dicho anteriormente, no es mi intención profundizar aquí en la propuesta del autor. Para ello, os animo a todos a acudir a la fuente original. En cualquier caso, para que veáis qué interesante puede ser, sí quiero dejaros este enlace a una entrevista que se hizo a este escritor y empresario:

2.- MI SEGUIMIENTO PERSONAL:
En primer lugar, debo decir que me considero una persona bastante proactiva, según la definición que se ha dado anteriormente. Nunca espero a que la cosas pasen por sí solas, sino que intento tomar la iniciativa y adelantarme a los acontecimientos. No me gusta nada que se me acumulen las tareas pendientes, por ello prefiero hacerlas tan pronto como me es posible. ¿Eso quiere decir que no pueda mejorar en ese aspecto? Pues, tras leer las propuestas que se plantean en el libro, está claro que puedo aplicar alguna de ellas para ser todavía más productivo. Y así lo he hecho a lo largo del mes que ha transcurrido desde que terminé de leer este primer giro. Vamos por partes.
a) Actitud Mental Positiva: me ha resultado muy importante tener este paso en mente en todo momento. Y no solamente en lo que se refiere al ámbito laboral, sino principalmente en lo personal y familiar. Me he dado cuenta de que en el trabajo estoy en un momento "dulce", soy feliz con lo que hago y creo que se me valora bastante. Obviamente, como todos los docentes, tenemos nuestros días mejores y días peores, pero estoy disfrutando mucho con mi clase, he podido llevar a la práctica algunos proyectos que tenía en mente desde hace algún tiempo, y cuento con la inestimable ayuda de un estudiante en prácticas, de quien estoy aprendiendo mucho y al que espero transmitir algo de mi experiencia. No puedo pedir mucho más. Sin embargo, aquello que más energía me consume y que menos controlo es el tema familiar y personal. Y ahí sí me ha ayudado mucho aplicar esta filosofía: actitud mental positiva. 

b) Visualiza el éxito: otro paso que me ha ayudado mucho. ¿A qué? Pues resulta una grandísima fuente de motivación para ponerse en marcha a hacer cosas y no dejarse vencer por la pereza. Y, de nuevo, no solamente en el ámbito profesional, sino también en lo personal. Imaginar qué sucederá cuándo termines tal o cual acción, o cómo será el momento en que consigas alcanzar un objetivo determinado ha sido, en muchas ocasiones, ese empujón que me ha hecho levantar del sofá y tomar la iniciativa para hacer algo.

c) Tú eres la solución: este paso ha tenido menos influencia en mi vida, o yo no lo he aplicado demasiado. Sé que la mayoría de cosas que hago dependen únicamente de mí, por lo que es lógico pensar que yo tengo que actuar para que el problema se solucione. No digo que este paso no sea importante, pero en mi caso, no he tenido que aplicar nada nuevo que no hiciera ya.

d) Destierra el "no se puede": tampoco he sido nunca una persona negativa, de las que ponen pegas y trabas a todo porque no considere posible hacer alguna cosa en concreto. Creo que, con esfuerzo y trabajo, todo es posible. Así que este paso tampoco ha supuesto ningún cambio en mi forma de pensar ni en mi forma de ser.

e) ¿Qué haría tu ídolo?: me parece otra fuente de motivación importante, pero me surgía la siguiente cuestión: ¿tengo yo un ídolo? La verdad, creo que no. Hay muchas personas a las que admiro, y mucho. Sobre todo mis padres y mis hermanos. Pero no sé si pensar en ellos me sirve para el propósito que sigue este libro. Tengo que seguir reflexionando y esforzarme un poco más en este paso. A ver si le encuentro la utilidad, porque de momento, no lo he hecho.

Y esto es todo por ahora. Tal vez esta entrada se salga un poco de la línea que tiene el resto del blog. Es cierto que no aporta nada a aquellos docentes que lo siguen esperando propuestas y reflexiones sobre nuestra profesión. Pero quiero usarlo también como una especie de "cuaderno de Bitácora" en el que reflejar mis avances a nivel de gestión personal. Porque cuanto mejor sepa gestionar todos los ámbitos de mi vida, más rendiré también en mi trabajo.

jueves, 11 de diciembre de 2014

GESTIONA MEJOR TU VIDA (Alberto Pena)


Hace poco tiempo, dos amigos, compañeros docentes y grandes profesionales, Juan Seguí y Daniel Pastor, me recomendaron la lectura de este libro que, según me contaron, les había ayudado mucho a mejorar en su gestión diaria, tanto a nivel profesional como personal. No tardé en comprarlo, y tan pronto como terminé el libro que tenía entre manos, me puse a leer éste. Cuando escribo esta entrada en el blog, todavía no he terminado de leerlo, pero no porque no me esté gustando o sea pesado, sino que lo estoy haciendo conscientemente, ya que creo que, tras la lectura de cada propuesta de cambio, necesito un tiempo prudencial para llevar a la práctica sus propuestas y valorar su eficacia. Sin embargo, he decidido escribir esta entrada como introducción, para presentar a grandes rasgos el libro, y posteriormente llevar un seguimiento también de las diferentes propuesta y cómo yo las voy implantando en mi vida.

En los primeros capítulos, el autor presenta una justificación de su propuesta y, más interesante aun, a quien va dirigida. Todos aquellos que, en su dia a día encuentran dificultades para organizarse, sienten que no tienen tiempo para realizar todo aquello que tienen entre manos, padecen un fuerte estrés y sufren un perpetuo sentimiento de agobio e insatisfacción; todas estas personas, digo, son aquellas a las que puede beneficiar mucho esta lectura, siempre y cuando sean disciplinadas y capaces de llevar a su terreno, adaptar a sus necesidades y aplicar aquellos "giros" que nos proponga Alberto Pena en las páginas de su obra.

Personalmente, me considero una persona bastante organizada. Creo que hago bastantes cosas en mi vida, y no solamente en el ámbito profesional, sino que también procuro mantener un equilibrio con el familiar, físico e incluso, últimamente, en lo espiritual. Una lectura previa de la que ya os hablé en este mismo blog (http://maestroenredado.blogspot.com.es/2014/10/organizate-con-eficacia-el-metodo-gtd.html) me ayudó muchísimo a mejorar en mi organización personal. Como aquella experiencia me gustó tanto, y la valoro tan positivamente, estoy convencido de que también esta otra obra me puede ayudar a mejorar todavía algún aspecto de mi vida, aunque, tal y como ya he dicho anteriormente, estoy bastante satisfecho a nivel personal.

Así pues, os recomiendo que también leyáis esta obra. Si estáis dispuestos a ello, preparad lápiz y papel. Os hará falta.

lunes, 8 de diciembre de 2014

MOBILE LEARNING: una experiencia de aplicación en las aulas

                                                          * Imagen tomada de d128.org

Hace unos cuantos meses, concretamente allá por febrero de 2014 (¡uf! ¡cómo pasa el tiempo!) escribí una entrada acerca del Mobile Learning. Aquí os dejo el enlace por si alguien quiere recordarla:

En ella os contaba mis primeras reflexiones acerca de esta metodología que acababa de descubrir (al menos, en su parte teórica) y las posibilidades que veía en ella. Hoy me siento muy satisfecho por poder redactar una nueva entrada con nuevas reflexiones, pero esta vez sobre una experiencia práctica real que estoy llevando a cabo en mi aula, con mi grupo de alumnos de 6º de Educación Primaria. Sin embargo, hay una cosa que no ha variado con respecto a la anterior entrada. De nuevo, mi motivación, la chispa que he prendido en mí la llama para ponerme manos a la obra, ha sido un nuevo MOOC del INTEF, en esta ocasión, el que trabaja más concretamente sobre esto del "mlearning". 

Después de haber podido implantar alguna actividad de aprendizaje con dispositivos móviles, ver la respuesta del alumnado, su participación y, por supuesto, los resultados obtenidos, estoy convencido de que éste puede ser el futuro de la educación. Como todos sabréis, hay muchas escuelas que han apostado por hacer comprar tablets a las familias, en sustitución del tradicional libro de texto. Bueno, creo que no he sido muy exacto en mi descripción, ya que, en la mayoría de los casos, el libro de texto sigue estando ahí, solo que se ha sustituido el formato papel por el digital. A mí, esta opción no me gusta, por varias razones:
- ¿Seguirá habiendo tablets dentro de unos años? La rápida e imprevisible evolución de la tecnología no nos garantiza que sea así, por lo que puede que estemos pidiendo a las familias que hagan una importante inversión sin garantía de continuidad.
- Ese cambio de soporte no implica un cambio metodológico. Es cierto que ayuda al márketing del centro, pero no garantiza que los niños aprendan habilidades diferentes a las de la escuela tradicional.

Personalmente, prefiero apostar (y así lo he hecho en esta experiencia que estoy llevando a la práctica) por un tipo de metodología llamada BYOD ("Bring Your Own Device", o, en castellano, "Trae tu propio dispositivo"). Os dejo aquí un enlace bastante completo e interesante para todos aquellos que queráis empezar a introduciros en este concepto, ya que no es mi intención explicarlo en esta entrada (aunque no descarto hacerlo más adelante): 
BYOD

Ahora bien, ¿qué  nos supone proponer esta experiencia metodológica? En primer lugar, es básico conocer qué posibilidades tenemos, es decir, de qué medios y recursos dispone nuestro alumnado. Para ello, yo les pasé una pequeña encuesta que me ayudó a descubrir la realidad de mi aula. En este caso, los resultados obtenidos permitiron lanzarme adelante con la experiencia. De hecho, encuentro que la metodología BYOD tiene otra ventaja con respecto al uso homogéneo de tablets por parte de todo el alumnado. Esta ventaja es la diversidad de dispositivos con los que se trabaja: teléfonos móviles, tablets, ordenadores portátiles... De este modo, hemos podido reflexionar también acerca de esta diversidad, qué dispositivos funcionan mejor en qué contextos y situaciones...

Otro aspecto fundamental a tener en cuenta una vez conocidos y analizados los resultados de la encuesta para conocer el uso y acceso a recursos tecnológicos por parte del alumnado, es que el centro disponga de la posibilidad de facilitar algún tipo de dispositivo a aquellos alumnos que no lo tengan. En caso contrario, las familias de estos alumnos podrían sentirse perjudicadas, ya que se les estaría dificultando la realización de determinadas actividades, o se les estaría limitando a convertirse en meros espectadores pasivos. En mi caso, pude prestarles netbooks, ya que el colegio dispone de un número de unidades móviles para llevar a las aulas.

Un tercer punto muy importante, al menos así lo creo yo, es solicitar autorización a las familias para ello. Ésta es la que les pasé yo, y que todos me devolvieron firmada:

El siguiente, y último, paso previo al inicio de la experiencia fue trabajar con el alumnado una serie de condiciones indispensables para que el proyecto funcionara correctamente, evitando un mal uso de la tecnología en el aula, tal y como hemos tenido noticias en numerosas ocasiones. Este paso lo planteé como una firma de un contrato, por el que ellos adquirían conmigo unos cuantos compromisos. Aquí os dejo también el modelo que usé para ello:

Este documento lo trabajamos en una sesión de tutoría, previo al inicio de la experiencia. Los tengo yo archivados en el aula y los volví a repartir y recordar justo antes de la primera sesión.

Y ahora voy a describir algunas de las actividades que hemos hecho a lo largo de esta experiencia de "mobile learning". Bueno, en realidad no voy a describirlas aquí, por dos razones:

a) La entrada sería demasiado larga si tengo que describir cada una de las aplicaciones que hemos usado, en qué actividades, qué valoración hago... Temo que, de hacerlo de este modo, no sigáis leyendo y os aburra.
b) Se trata de una experiencia abierta a nuevas actividades, por lo que la descripción quedaría incompleta.

Pero eso no quiere decir que os vaya a privar de la parte más interesante de la entrada. Todo lo contrario. Voy a dejaros a continuación un enlace que os recomiendo encarecidamente que visités. Se trata del portfolio de la actividad, donde recopilo las aplicaciones que ya he usado, junto con otras que tengo previsto utilizar más adelante. También hay una valoración de cada una de ellas, y una serie de aplicaciones didácticas de las mismas en el aula. Y, por último, también podréis encontrar algunas evidencias del uso real de estas aplicaciones, con las creaciones de los alumnos. Observaréis que algunas aplicaciones no tienen ningún documento asociado. Tal vez, si volvéis a visitar este portfolio más adelante, ya lo habré actualizado. Pero eso será sobre la aplicación real de las herramientas usadas. Aquí está el enlace, espero que lo encontréis interesante:
PORTFOLIO DE LA EXPERIENCIA DE IMPLANTACIÓN DE "MLEARNING"

Para finalizar esta entrada, que está quedando más larga de lo que tenía previsto en un principio, quiero reflejar tres aspectos importantes que se pueden conseguir gracias a la implantación del "mobile learning" en nuestras aulas:

1.- Facilita al alumnado la posibilidad de aprender a cualquier hora del día y en cualquier lugar en que se encuentren. Ayuda a cambiar la idea de que el aprendizaje es algo que se limita al tiempo escolar y al propio centro.
2.- Demuestra a nuestros chicos y chicas que los móviles y las tablets tienen muchísimas más posibilidades aparte de las que ellos dominan, y que se limitan prácticamente a actividades de ocio. Es decir, además de jugar, sirven para trabajar y para aprender.
3.- Podemos enseñarles el manejo de algunas apps que van a llevar siempre consigo, en sus dispositivos móviles. Y van a descubrir que estas aplicaciones tienen muchos más usos que el que les proponemos para una actividad concreta. Y, seguramente, una vez aprendido su manejo, van a ser capaces de extrapolarlo a otras actividades de su vida. Porque, eso sí, la tecnología siguen teniendo un componente motivacional que no podemos desdeñar. En absoluto.

P.D.: Por si alguien quiere oír un pequeño resumen de esta entrada, aquí os dejo también un podcast que hice al respecto, para entrenarme y conocer el recurso, ya que próximamente voy a proponer a mis alumnos que realicen uno:
https://soundcloud.com/epeidro/mobile-learning-una-breve