Premio Espiral Edublogs

Premio Espiral Edublogs

domingo, 21 de junio de 2015

CARTA DE UNA MADRE AL TERMINAR EL CURSO



Hace pocos días que hemos terminado el curso lectivo. Para mí, el último día de clase siempre es una jornada de emociones encontradas. Por un lado, la alegría que supone haber finalizado un nuevo curso, ver cómo han crecido tus alumnos y, en la mayoría de las ocasiones, comprobar que los resultados obtenidos son, en general, muy satisfactorios. Por otro lado, está la despedida, dejar atrás a un grupo de alumnos con los que has pasado muchas horas de tu vida y que has llegado a querer mucho. 
Hoy me gustaría compartir con todos vosotros un mail que me envió la madre de uno de mis alumnos (cuyo nombre voy a omitir por respeto a la privacidad) a las pocas horas de terminar el curso:

Hola Quique!!

Desearte unas felices vacaciones que bien merecidas las tienes, porque te desvives para con nuestros hijos.

Comentarte que al repetir contigo  como profesor puedo hacer comparaciones y el resultado es que te pasa como al vino, el paso de los años te han ido mejorando, tu fuiste de una buena añada Emoji

Hace nueve años atrás ya quedamos encantados pero ahora he descubierto a un profe mucho más seguro, con una solvencia más que correcta ante los problemas, supercariñoso, dulce y con un sentido del humor....  que nos lo has hecho pasar de maravilla.

El viaje de fin de curso, ha sido una "pasada" y la guindita que faltaba para terminar el curso, esa retransmisión en vivo y en directo de cada momento que se vivía.... sin palabras, qué tranquilidad nos dabas y además creo que como reportero se te puede abrir un buen horizonte profesional. Emoji

Me encanta ver que mi hija llora amargamente por despedirse de ti porque eso significa que has ocupado un rinconcito de su corazón y que has llegado más allá de la docencia.

Bueno pues eso.... hemos tenido una gran suerte de poder disfrutar de ti.

Muchísiiiimas gracias  por todo!!!!!!!.

¿Qué más puedo decir yo? Solamente que me emocioné mucho al leer esto, incluso confesar que se me saltaron las lágrimas. Por cosas como ésta (y por otras muchas) es por lo que sigo enamorado de mi trabajo.

4 comentarios:

  1. Enhorabuena, Quique... Es contagioso y desde aquí puedo ver tu emoción. ¡Disfrútalo!

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena!!! Me he emocionado hasta yo, que ni te conozco. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por compartir algo tan bonito. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  4. Coincido con Dolores Álvarez Perealías!

    ResponderEliminar