Premio Espiral Edublogs

Premio Espiral Edublogs

jueves, 17 de septiembre de 2015

SEXTO DÍA DE CURSO: inteligencia lógico matemática

                                                                * Procedencia de imagen


¡Ya estamos terminando, de verdad! Quedan solo un par de sesiones para terminar con esta unidad de acogida y evaluación inicial, y luego ya empezamos con el horario habitual de asignaturas. Personalmente, no me disgusta para nada esta forma de organizar las jornadas, y creo que a los alumnos tampoco. El reto es encontrar metodologías motivadoras para todos, que propicien aprendizajes significativos y reales, pero todo ello cumpliendo con un currículum y teniendo en el horizonte una evaluación externa al finalizar el curso (aunque, habiendo elecciones de por medio, yo todavía soy escéptico respecto a la realización de la misma).

Bueno, centrándonos en el desarrollo de la jornada de hoy, tal y como hice ayer, lo primero ha sido dedicar un tiempo a conocer y explicar las pautas y criterios de evaluación particulares de la asignatura. Las he repartido, las hemos leído y las han pegado en sus libretas. No quiero sorpresas...

Una vez terminado esto, nos hemos puesto a practicar algo de cálculo. Los alumnos tienen un cuadernillo para sistematizar el trabajo de esta área, así que lo hemos ojeado y han pasado a hacer la primera página del mismo. Algunas actividades las han corregido en la pizarra, otras oralmente... Lo importante es que a mí me sirva para conocer qué dificultades tienen y por dónde tengo que empezar a programar la asignatura. Por supuesto, también para detectar posibles necesidades educativas en esta materia y determinar, más adelante, por supuesto, qué alumnos conformarán los apoyos, desdobles... Aunque todo esto ya no es tan divertido como lo que hicimos los primeros días, es muy importante para lo que será el posterior desarrollo del curso.

Después de esta actividad, que ya les ha supuesto un importante esfuerzo de concentración, he pensado proponer una actividad más relajada. ¿No habéis echado en falta el inevitable dibujo de las vacaciones con el que todos empezamos el curso? Pues yo les he pedido que lo hagan hoy, pero con una condición: tiene que estar formado por números. Al principio, no sabían muy bien que hacer, pero poco a poco han ido cogiendo ideas y al final han salido algunas cosas interesantes.

Tras el recreo, hemos dedicado una parte del tiempo a practicar la resolución de problemas, ítem sobre el que también me interesa mucho empezar a conocer cómo vienen mis nuevos alumnos. Lo hemos hecho siguiendo una técnica de trabajo cooperativa que me gusta mucho. Se trata de plantearles un problema y dejarles un tiempo para su resolución de manera individual. Pasado ese tiempo, les vuelvo a proponer unos minutos para que compartan cómo han resuelto el problema y qué resultado han obtenido con el compañero de al lado de su equipo. Finalizado estos minutos, vuelven a tener unos minutos más para compartirlo con todo el equipo (son 4 personas en cada equipo). Posteriormente, un alumno al azar saldrá a la pizarra sin el cuaderno para corregir el problema, pero debe explicar qué está haciendo y porqué. Si lo hace bien, todo el equipo obtendrá un positivo en trabajo, pero si lo resuelve incorrectamente, todos tendrán un negativo. La técnica funciona bien, muestran interés por aprender y colaboran unos con otros.

Y ya, para terminar con esta nueva sesión, les he planteado un juego matemáticos que pueden hacer en casa. Uno de esos en los que un compañero tiene que pensar un número de una cifra, y después de pedirles que hagan varias operaciones, podemos adivinar qué número había pensado el amigo. ¡Les ha encantado! Hay muchos de estos "trucos", en el siguiente vídeo podéis ver un ejemplo:

Y mañana, por fin, mi última entrada de este diario de mis primeros días de clase. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario