Premio Espiral Edublogs

Premio Espiral Edublogs

domingo, 29 de marzo de 2015

GESTIONA MEJOR TU VIDA (GIRO 5): método

                                                           *Imagen tomada de enlace

Posiblemente, estoy ante el Giro más trascendente de cuantos llevo leídos y aplicados hasta ahora. Me ha resultado fundamental, muy sencilla su aplicación, y enorme la mejora que ha producido en el aumento de mi productividad.

1.- LA PROPUESTA:
Para todos aquellos que ya habéis leído y aplicado el método GTD, del que ya os hablé en una entrada anterior de mi blog (http://maestroenredado.blogspot.com.es/2014/10/organizate-con-eficacia-el-metodo-gtd.html) éste nuevo Giro no os supondrá apenas ninguna gran novedad. Con otras palabras, con algún concepto al que se le llama de forma diferente y con algún matiz poco relevante con respecto a la propuesta de David Allen, más o menos viene a reforzar nuestras actitudes ya aprendidas gracias a aquel método. Y si no conoces ni aplicas el método GTD, entonces este Giro te resultará de gran ayuda. Desglosándolo, los pasos que propone son los siguientes:

PASO 1: las dos listas
PASO 2: tareas clave
PASO 3: el minuto de oro
PASO 4: tareas periódicas
PASO 5: rincones del día

2.- MI SEGUIMIENTO PERSONAL:
Personalmente, como ya he comentado en el párrafo anterior, no me ha costado prácticamente nada implantar estas propuestas en mi vida, porque la mayoría de ellas ya las venía practicando y valorando muy positivamente desde hace unos meses. Ahora bien, gracias a este Giro he añadido un recurso y una práctica que, creo yo, me han ayudado enormemente a incrementar todavía más mi productividad y a reducir mi estrés, porque me han permitido organizarme mejor y darme una perspectiva de lo que tengo por delante. 
El recurso que he añadido ha sido algo tan sencillo como crear en Evernote una libreta llamada "Tareas de hoy". No hace falta demasiada explicación respecto a su contenido. En ella coloco todas aquellas notas que hacen referencia a alguna tarea que yo pienso que debo realizar ese mismo día sin falta. Y, con respecto al hábito que he adquirido, es algo también tan fácil, pero a la vez útil, como revisar esa lista todas las mañanas a primera hora, antes de salir de casa, y por las noches, a última hora antes de acostarme y apagar el ordenador. Es en ese momento cuando muevo las notas de una lista a otra, y coloco en la de "Tareas de hoy" justamente aquello que me propongo realizar, sin falta, al día siguiente. De ese modo, y al revisarlas por la mañana, tengo la perspectiva de qué tengo que hacer a lo largo del día, y me puedo organizar mi tiempo mucho mejor.

En conclusión, un capítulo que me ha resultado totalmente satisfactorio y que no dudo en recomendaros a todos. Ahora... ¡a por el siguiente!

miércoles, 25 de marzo de 2015

¡ES POSIBLE PROGRAMAR EL CURRÍCULO POR COMPETENCIAS! (con un poco de paciencia y mucho trabajo)


                                                           *Imagen tomada de enlace



El año 2006 se promulgó la LOE, y con ella aparecieron en nuestras vidas las competencias básicas, aparentemente con la intención de quedarse para siempre. La adaptación de los docentes a las mismas no fue sencilla. Su irrupción supuso un vuelco importante en nuestro trabajo, y tuvimos que dedicar muchas horas de formación para intentar entender qué era eso y cómo introducirlo en nuestras programaciones. Unos lo lograron antes, otros después, y algunos todavía están en camino cuando...
...el año 2013 cambia el gobierno y se promulga la LOMCE. Para alivio de todos cuantos sospechábamos que con el cambio de ley las competencias básicas podrían desaparecer del currículo, esto no fue así. Pasaron de ser "básicas" a ser "clave" y se redujeron de 8 a 7, pero poco más. Sin embargo, hicieron su aparición los "estándares de aprendizaje" y vuelta a empezar en el proceso de formación, reflexión....
Y en esas estamos todavía. Porque tengo la sensación de que, a día de hoy, todavía nadie sabe demasiado bien cómo introducir los "estándares de aprendizaje" de un modo verdadero (¡no vale "copiar-pegar" lo que proponen las editoriales!) en nuestras programaciones. Y peor aun. ¿Cómo hacemos para evaluar al alumnado según esos estándares y dejar evidencia de ello? Muchas dudas quedan en el aire, y parece que hay muy poca gente que las pueda resolver.

La tranquilidad que me da impartir clase durante este curso en 6º de Primaria, todavía con el currículo LOE, me ha permitido dedicar algo de tiempo a buscar información en diversas fuentes, recopilar artículos, leerlos, analizarlos y reflexionar sobre ellos. Así pues, he llegado a mis propias conclusiones y he tratado de diseñar (no sé si con mucho éxito, dicho sea de paso) una sistemática para programar el currículo LOMCE por competencias clave, introduciendo de un modo útil y real los estándares de aprendizaje. Aquí os dejo una pequeña presentación donde detallo los pasos que he ido dando para llegar al diseño de una unidad didáctica competencial:


Diseño de un currículo por competencias from Enrique Peidro Zaragoza

Me gustaría dejar claro que no soy un experto en el tema, sino un simple maestro autodidacta que está tratando de aprender a partir de su práctica, por lo que puede que esté totalmente equivocado en mi planteamiento. Supongo que lo descubriré cuando implante la unidad didáctica que he diseñado a partir de esta secuencia de actividades. 
Y, obviamente, desde el título de esta entrada ya pretendo avisar de que no se trata de una tarea sencilla. Hay que tener bastante paciencia, ninguna prisa y dedicar muchas horas al trabajo, tal y como yo lo he realizado. Por mi parte, creo que no es posible programar todo el curso en una asignatura con este sistema de una sola vez (o sí, pero entonces las horas dedicadas a ello se multiplicarían por un número que no soy capaz de determinar). Mi intención es diseñar, como mínimo, una unidad didáctica por asignatura para el curso que viene, evaluarlas y corregir sus más que seguros defectos (tanto en las unidades como en el propio sistema de elaboración). Y así, poco a poco, curso tras curso, conseguir diseñar todo el currículo de todas las áreas según mis necesidades. Tan solo espero que durante este proceso no me cambien la ley y hagan que todo mi esfuerzo no sirva para nada.

miércoles, 18 de marzo de 2015

¿JORNADA CONTINUA O PARTIDA? LA HISTORIA INTERMINABLE

                                                             * Imagen tomada de enlace

No sé qué sucede en otras comunidades autónomas, pero en la Comunidad Valenciana cada dos por tres está en la calle el debate acerca de si se debe implantar en los colegios la jornada continua. No es mi intención tomar parte aquí por un tipo de jornada u otra, ni por supuesto, presentar mis argumentos a favor o en contra de ninguna de ellas. Obviamente, tengo mi propia opinión, y me decanto por una, pero como no represento ninguna voz autorizada al respecto, creo que mi postura es totalmente irrelevante.

Ahora bien, dado que este debate está a la orden del día, llevo un tiempo documentándome con el objetivo de que mi decisión pueda estar lo más fundamentada posible. He leído informes de todo tipo; he contrastado opiniones tanto en un sentido como en otro; he analizado datos estadísticos y resultados académicos que avalan tanto una postura como la otra; he escuchado charlas y experiencias de personas que defienden una y otra opción... Y, de este modo, he llegado a esta primera conclusión: no hay ningún estudio concluyente, ningún dato determinante, ninguna experiencia definitiva... que sirva para terminar de una vez por todas con esta eterna cuestión. Y siguiendo con una línea de pensamiento analítico, he alcanzado también esta segunda conclusión, derivada de la primera: ni la jornada partida es el centro de todos los males que aquejan a nuestro sistema educativo, ni la jornada continua es la panacea (y, lo mismo se puede decir al contrario).

Alcanzadas pues estas conclusiones, debo confesar que este debate ya me resulta cansino y me aburre. Me parece que se trata de una cuestión irresoluble, en la que nadie es poseedor de la verdad definitiva, pero de la que todo el mundo tiene su particular opinión. Y dado que no hay pruebas determinantes de que ninguna de las opciones es la más adecuada, las ideas que cada cual expresa al respecto son absolutamente subjetivas, basadas principalmente en la situación personal de cada uno, sus vivencias y experiencias. Es decir, no hay manera de que nadie convenza a nadie, porque todos tienen sus razones. Fin del debate.

Como profesional de la docencia, lo que me resulta más triste es que la comunidad educativa en particular, y la sociedad española en general, dedique tanto tiempo a debatir sobre esta cuestión. Ya sabemos que ninguna de las dos opciones va a ser la panacea que nos ayude a mejorar la educación de nuestros jóvenes. Entonces, ¿porqué el tema vuelve a estar candente periódicamente? Tengo claro que la administración educativa es quién aviva la polémica, y que los medios de comunicación afines la amplian (y distorsionan, generalmente) en uno u otro sentido, según les convenga. Forma parte de esa absurda guerra en la que nuestros políticos han convertido la educación en nuestro país. Puedo entender que las familias de nuestros alumnos se interesen y preocupen por el tema, y tomen partido por una u otra opción, porque a fin de cuentas, afecta mucho a cómo organizar sus vidas. Pero no me gusta que los docentes caigan en esta trampa y pierdan tiempo debatiendo tanto sobre este asunto, aunque, por otra parte, es muy lógico porque muchos de nosotros también somos padres, y porque también afecta a nuestro horario laboral.

Lo que a mí me gustaría es que el debate educativo se centrara en otras cuestiones, a mi modo de ver, mucho más importantes y que sí podrían ayudar realmente a mejorar la formación de nuestros alumnos, a que nuestras escuelas evolucionaran hacia un modelo mucho más acorde con las demandas y necesidades de la sociedad del siglo XXI, y, claro está, también a que los resultados académicos (eso que tanto preocupa a la administración educativa) mejoraran considerablemente con toda seguridad. ¿Porqué no estamos debatiendo sobre evaluación? ¿O sobre innovación educativa? ¿Qué tal si hablamos de metodologías, de agrupamientos, de inteligencias múltiples...? Hay cantidad de temas mucho más apasionantes y de mayor calado si se trata de mejorar la educación que ofrecemos en nuestras aulas, de los que se habla mucho menos de lo que se debería. Y esos son los temas que a mí me interesan.

Por mi parte, ésta es la última vez que me ocupo del tema de la jornada continua o partida, ni en este blog ni en discusiones vanas en foros y redes sociales. Que sea lo que Dios quiera (o la administración educativa, que en este caso, es quien decide).

domingo, 1 de marzo de 2015

GESTIONA MEJOR TU VIDA: GIRO 4 (ENFOQUE)

                                                                       * Enlace a imagen

Uno de los problemas que más tiempo me hace perder, a mí personalmente, pero imagino que a casi todo el mundo, es la dificultad que tengo para mantener la atención y concentración durante la realización de algún tipo de tarea. Por poner un ejemplo cotidiano... ¿cuántas veces has tenido que desandar camino para asegurarte de que has hecho algo que, efectivamente, acabas de hacer? A mí me pasa cada dos por tres, especialmente en las tareas caseras, porque estoy realizándolas mientras, al mismo tiempo, estoy pensando en otras cosas. Este cuarto giro que nos propone Berto Pena trata, precisamente, de poner los medios necesarios para que esto no nos suceda. En una frase, podría resumir el capítulo diciendo:

TEN LA MENTE EN AQUELLO QUE ESTÉS REALIZANDO EN CADA MOMENTO.

1.- LA PROPUESTA:
Quedaos con esta idea, porque es la clave que sintetiza todas las propuestas que se proponen en el capítulo. Y, además, os tengo que decir que, si lo conseguís, realmente funciona. 
Tal y como vengo haciendo en las entradas que he dedicado al seguimiento de este giro, os resumo brevemente las propuestas del mismo, sin profundizar en las mismas, porque para eso lo mejor es leerse el libro. Como todos los giros anteriores, consta de cinco pasos o propuestas, que, en este caso, son:

PASO 1: enfoque de mañana
PASO 2: enfoque de objetivo
PASO 3: enfoque de entorno
PASO 4: enfoque de concentración
PASO 5: enfoque de elección

Creo que no resulta imprescindible explicarlos uno por uno, ya que el propio nombre nos da alguna pista de lo que nos plantea el autor. Repito, quien quiera saber más, debería comprarse el libro. Personalmente os recomiendo que lo hagáis, porque no se trata de una obra que leas una vez y ya está, sino que, periódicamente puedes volver a él para recordar tal o cuál giro y volver a poner en práctica aquello que, por lo que sea, has dejado de hacer.

2.- MI SEGUIMIENTO PERSONAL:
                                                                     * Enlace a imagen

Este giro también me ha servido mucho para mejorar mi gestión personal.  Lamentablemente, su implantación en mi vida se ha visto muy condicionada por algunas circunstancias personales que me han trastocado todas mis rutinas, hábitos e incluso motivaciones. Pero, poco a poco, estoy superando esta etapa e intentando retomar todo aquello que me había funcionado tan bien. 

Tengo la inmensa suerte de contar en mi PLE con gente muy válida y, sobre todo, muy productiva, como Daniel Pastor o Juan Seguí. Compartiendo con ellos mis avances, pero también mis dudas, me dieron a conocer una técnica muy útil para aumentar tu concentración y evitar distracciones en la realización de tareas. Se trata de la "técnica Pomodoro", y sirve para desarrollar aquello que se propone en el paso 4. Yo la probé una vez, y debo decir que ya la he incorporado al repertorio habitual de hábitos que manejo cuando me pongo manos a la obra.

Ahora bien, como aspecto más negativo que estoy encontrando ahora mismo, señalaría la dificultad que empiezo a tener para combinar unos giros con otros. Si bien es cierto que algunas de las propuestas de los giros anteriores ya las tengo plenamente incorporadas a mis hábitos y rutinas diarias, todavía hay otros aspectos que necesito recordarme continuamente. Y me he dado cuenta de que, cuando pienso en unas propuestas determinadas, me centro mucho en ellas y no soy capaz de acordarme de otras anteriores. Espero que los próximos giros me ayuden todavía más, sobre todo a unir todas las piezas de este gran puzzle que nos propone el autor a lo largo de las páginas de su libro.