Premio Espiral Edublogs

Premio Espiral Edublogs

jueves, 26 de enero de 2017

EL DESAHOGO (RESPUESTA A EVA MARÍA ROMERO VALDERAS)

                                                            *Procedencia de la imagen


Estimada compañera:

Estos días la prensa escrita se ha hecho eco de unas palabras tuyas, que las redes sociales han convertido en viral,  en las que "estallabas", criticando diferentes situaciones que vives y sufres como docente. He podido leer este artículo en, prácticamente, todos los foros que sigo, acompañado generalmente de comentarios de apoyo, vítores y alabanzas a tu valentía y arrojo. A mí, personalmente, no me ha gustado.

Estimada Eva María (permíteme que te tutee, aunque no te conozca personalmente). Ahora ya te has desahogado. Muy bien. Espero que te encuentres mejor. Y, después de eso, ¿qué? ¿Has conseguido que cambie algo? Sinceramente, lo dudo. Yo también soy maestro, en mi caso de educación Primaria, y también llevo ya 17 años en activo en la docencia. También convivo con las mismas situaciones que tú narras. Y, lo confieso, también en ocasiones me desespero y me siento tentado a dejarlo todo y dedicarme a otra cosa. Pero, después del "calentón", me doy cuenta de que la docencia es mi vocación y que, a pesar de todo, disfruto muchísimo con mi profesión. 

Apreciada Eva María, como ya he comentado antes, tu intervención me parece un buen desahogo. Pero... ¿dónde están las propuestas para cambiar la situación? ¿Dónde hay un análisis del contexto social? ¿Dónde has hecho autocrítica? O no aparece en los artículos de prensa que recogen tu intervención o, directamente, no lo has hecho en ninguna parte. Y, para mí, eso resta valor a tu discurso.

Supongo que ya te habrás dado cuenta después de tantos años de ejercer la profesión, pero, querida Eva María, la sociedad de hoy no es igual a aquella en la que crecimos nosotros. Todo ha cambiado: los medios, los valores, las prioridades, los recursos... Sin embargo, la escuela sigue empeñada en ofrecer un modelo similar al de antaño. Y no hace falta remontarnos demasiado en el tiempo. Estoy seguro de que, si miras atrás, te darás cuenta de que las cosas han cambiado mucho en los 19 años que llevas trabajando. El cambio es necesario. Para bien o para mal, no podemos seguir usando las mismas metodologías que cuando comenzamos a trabajar. Permíteme el símil con la teoría de la evolución de Darwin: o nos adaptamos o morimos en el intento.

Respetada Eva María: no pretendo juzgarte por lo que he leído en la prensa. Estoy convencido de que eres una profesora estupenda. De tus palabras se desprende que te motiva tu trabajo, que eres inquieta y estás en formación continua. No te desanimes ni decaigas. Sabemos que nuestro trabajo no es sencillo. Seguro que coincides conmigo en señalar la resiliencia* como una de las habilidades fundamentales de un docente del siglo XXI. No caigas en uno de los mayores defectos de la gente en este país: la crítica destructiva. Ojalá el fenómeno viral en el que se ha convertido tu discurso sirva para cambiar algo, pero permíteme que lo dude. En ese caso, estaré atento a tu próxima intervención, porque, como buena profesora, seguro que aporta, esta vez sí, soluciones e ideas, en vez de quejas y lamentos.

Un fuerte abrazo, compañera.

* Capacidad que tiene una persona de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro.

PD: no espero que Eva María lea esta entrada, y muchísimo menos, no es mi intención iniciar una discusión con ella. Tampoco espero que mi "respuesta" tenga muchas lecturas, ni que tenga el mismo alcance que el discurso que la origina. Se trata, simplemente, de una reflexión personal motivada por la lectura de sus palabras. Sin más.


Licencia de Creative Commons
EL DESAHOGO (RESPUESTA A EVA MARÍA) by Enrique Peidro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

7 comentarios:

  1. No debemos mezclar la metodología para la enseñanza de conocimientos con la formación en valores como el respeto de cuya ausencia se queja esta profesoras. Es cierto que los tiempos han cambiado pero el respeto, la responsabilidad, la sensatez,la amabilidad etc son valores que han de trascender a cualquier època.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con eso. Pero eso no se consigue con quejas y lamentos.

      Eliminar
    2. También deberían ser valores atemporales el esfuerzo, la disciplina y organización del trabajo, la objetividad real, y la justicia en el reconocimiento de méritos. De esto carecen muchos alumnos de Secundaria.

      Eliminar
  2. Cordial saludo. Pregunta para el maestro Enrique Pedreiro, después de leer su contesta a la maestra Eva María Romero Valderas, ¿cuál debe ser la función de la escuela en este tiempo, en vista de que el contexto social cambió? ¿Cómo se adaptó usted a ese contexto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, trabajar para que los alumnos sean agentes activos de ese cambio social. Lo que yo le planteo a Eva María es que quejándose y manifestando su hartazgo no lo vamos a conseguir. Menos quejas y más acción. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo con el maestro Enrique, hace falta pasar a la acción, después de la queja. Pero permíteme decirte, Enrique, que aunque no os guste que lo digamos, los maestros no tenéis ni idea del nivel de convivencia que existe en Secundaria, tan diferente a la Primaria, aunque no lo reconozcáis siempre. Yo he sido testigo de violencia, ataques, amenazas, tráfico de drogas, e ingresos en la UVI por palizas descomunales. Eso pasa en Secundaria, y difícilmente en Primaria, donde sólo pueden, en el peor de los casos, percibirse brotes de ese comportamiento.
    Así que, por favor, más comprensión a los que sufren la Secundaria, porque hay que vivirla en carnes, antes de hablar y dar consejos desde una pura reflexión teórica.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la escuela en la que yo trabajo tenemos Secundaria. No sufrimos problemas tan graves como los que nombras, pero sé de qué va la cosa.Y, por supuesto, los profesores de esa etapa tienen toda mi comprensión, apoyo y respeto. Gracias por tu comentario

      Eliminar